❤️ ▷ ▷ OFERTAS ◁ ◁ Camisetas para embarazo de Navidad 2018

Comprar Camisetas y ropa de Navidad para embazaradas

Si buscas una camiseta original para lucir ✨ tu embarazo en Navidad, aquí las tienes todas.

Llega la Navidad y con ella el momento de pensar en compras, regalos, comidas y...el embarazo.  Así que para que disfrutes de tus momentos de tranquilidad o quizás tengas ideas para regalar a tu chica embarazada o a una amiga, conocida,... a la que quieres hacer un obsequio original y muy navideño, hemos preparado en CamisetasEmbarazadas.Com una interesante sección de "Camisetas de Maternidad navideñas".

Aquí encontrarás muchísimos modelos variados y divertidos con los motivos y decoraciones más navideñas que podrás encontrar para tu camiseta de embarazo.  Siempre con prendas de ropa premamá con los mejores materiales para que te sientas cómoda y festiva y, como no, a los mejores precios.

✨ Las camisetas de embarazo de Navidad más divertidas✨ 

Porque aquí en nuestra tienda online podrás comprar...

✨ Camisetas Embarazo Papá Noel

✨ Camiseta Embarazada Navidad

✨ Camisetas Maternidad Árbol Navidad

✨ Prendas embarazo Navidad con motivos navideños

Recuerda que:

⭐ Compras fácilmente a través de internet

⭐ Con Garantía de Devolución

⭐ Recibirás las prendas cómodamente en casa

 

ALGUNOS CONSEJOS:  Precauciones en Navidad a lo largo de el embarazo

Llega el estrés navideño en forma de comidas de empresa, reuniones en familia, compras y más compras...pero este año es diferente porque un pequeño bebé está en el sendero y su futura madre debe cuidarse. ¿Qué puedes comer, qué alimentos están prohibidos, qué bebidas tienes que tratar de no tomar..?

¡A la hora de comer!La mayoría de las celebraciones navideñas transcurren cerca de una mesa llena de manjares, y muchas embarazadas ven como un fastidio no poder tomar algunos comestibles. No obstante, el abanico de opciones es muy amplio: exquisitos pescados al horno, saludables asados de pavo o caza, la piña natural, una fruta muy consumida en estas fechas que trabaja como digestivo natural, purés de castaña o manzana... Basta con tirarle creatividad y, quizás, adaptar un poco las recetas, para lograr gozar de los bienestares de la buena mesa. Eso sí, teniendo precaución con:

  • Las grandes comilonas: 'Un día es un día', mencionamos cuando nos encontramos de fiesta... Hoy es una comida particular, pero mañana hay una comida particular, y de esta forma suma y sigue a lo largo de 15 días. Estando embarazada, hay que intentar moderarse y no solo porque cuanto más peso cojamos a lo largo de el embarazo, más complicado va a ser recuperarnos luego, además por nuestro confort. Evadir los atracones e consumir menos proporción de comestibles en cinco comidas al día puede ser una aceptable satisfacción, además de evadir tumbarse rápidamente luego de comer.
  • Los antojos: Un trozo de turrón o mazapán puede estar bien, pero no es conveniente abusar de dulces y pasteles. En este momento sí, para endulzarnos las fiestas son excelentes los postres a partir de fruta, como la compota o la manzana asada, o los helados de yogur. De la misma manera, las salsas que se asocian a pescados y carnes, los fritos y, entre otras cosas, pasteles de carne u hojaldres, deberían consumirse solo esporádicamente, de la misma manera que las comidas picantes o los patés.

A la hora de beber en las fiesta navideñas

Los profesionales no dejan de avisar sobre las secuelas negativas del consumo de alcohol a lo largo de el embarazo. Tomar enormes proporciones de esta sustancia podría ocasionar trastorno alcohólico fetal, una patología extraña y muy grave y, en dosis más pequeñas, influye en el habitual desarrollo y avance del feto y del pequeño nacido.

No es que 'solo una copita de vino' vaya a provocar un inconveniente terrible al niño recién nacido, el inconveniente es que no se conoce cuál es la dosis segura. Por eso es preferible pecar de celo y prescindir de él totalmente a lo largo de toda la gestación.

El agua y los zumos de fruta naturales recién exprimidos (con moderación) son las superiores bebidas para las embarazadas, aunque si deseamos ingresar algo de diversidad, hay que tener precaución con:

    • Bebidas 'sin': No es semejante una bebida no alcohólica, como algunas cervezas y vinos, que una bebida sin alcohol. Las primeras tienen la posibilidad de tener en su estructura trazas de alcohol (menos del 5%) que, más allá de que tomadas ocasionalmente no perjudicarían al feto, en enormes proporciones o muy muchas veces sí tienen la posibilidad de llevarlo a cabo. Mejor comprobar bien el etiquetado.
    • Las bebidas gaseosas : Los refrescos son una aceptable opción, pero con moderación, porque tienen dentro mucha azúcar y gas, que puede ser irritante, más que nada en el segundo y último trimestre del embarazo. Además, podrían bajar la absorción del calcio y algunas vitaminas.
    • Los excitantes: A lo largo de el embarazo, conviene achicar el consumo de cafeína hasta una o dos tazas al día. Hay que acordarse que la cafeína no solo está en el café. El té verde y negro, los refrescos de cola y otros tipos de refrescos además tienen dentro cafeína. Si sustituimos estos días el café de luego de comer por infusiones de manzanilla, anís o hierbabuena, no sólo vamos a estar reduciendo el consumo de cafeína, sino además facilitando la digestión.

Alimentos nada recomendables durante el embarazo en Navidad

Aunque aflojemos un poco las reglas a lo largo de las fiestas, no se debe perder de vista que los comestibles que nuestro ginecólogo haya 'tachado de la lista' por algún fundamento, además de los considerados no aptos para mujeres embarazadas:

    • Pescado y carne crudos: No se sugiere a lo largo de el embarazo el consumo de pescado (sushi) o carne (carpaccio, tartar) crudo o muy poco realizado por el peligro de transmisión de algunos gérmenes que tienen la posibilidad de ser peligrosos para el feto.
    • Pescado marinado, ahumado o en vinagre, salmuera...: Además de estar crudos, tienen el peligro agregada de que tienen la posibilidad de llevar conservantes, a evadir a lo largo de la gestación.
    • Quesos no pasteurizados: Hay una chiquita oportunidad de contraer una infección por una bacteria llamada listeria, que hace graves perjuicios al feto. Lo destacado es evadir los quesos (y todos los alimentos) fabricados desde leche no pasteurizada, entre otras cosas, quesos blandos como feta, brie, camembert, roquefort o cabrales.
    • Atún y pez espada: La Agencia De españa de Seguridad Alimentaria y Nutrición endureció las sugerencias respecto al consumo de pescados, sugiriendo evadir el consumo de atún rojo y pez espada (también llamado emperador) por su contenido elevado en mercurio. No obstante, el pescado es un alimento primordial en la dieta de la embarazada por su contenido en proteínas y grasas de alta definición (como las grasas omega 3 del pescado azul). Mero al horno, merluza rellena, bacalao en salsa, besugo... ¡Todas son estupendas configuraciones para las fiestas!
    • Embutidos: Están elaborados con carne cruda, por eso no se recomenda su consumo a lo largo de la gestación, más que nada si la mujer no está inmunizada contra la taxoplasmosis. Tenemos la posibilidad de sustituirlos por jamón cocido. No es semejante, pero... pensemos lo exquisito que nos va a saber el jamón serrano dentro de unos meses.

Alexandra
Alexandra

Grandes ideas para regalar a embarazadas. Mi hermana ya tiene su camiseta de embarazo navideña y a buen precio.

Arriba